martes, 1 de febrero de 2011

Lo menos evidente





De unos años para aca, está relativamente de moda el estudiar algun tema unas 30 veces, en 30 estudios diferentes, con una cantidad infinita de pacientes y despues de eso, hacer otros tantos estudios con la consigna de decir que de los 30 estudios anteriores, unos cuantos estan sesgados, otros no sirven y apenas unos poquitos confirman un resultado que en el mejor de los casos es bastante dudoso. A grandes rasgos siginifica que si algun resultado en medicina no está fehacientemente comprobado, o al menos publicado en alguna publicación de prestigio, no es válido como referencia y carece de nivel. Hace ya algunos años que el British Medical Journal ha publicado algunas alternativas cuando no se tenga a mano lo anterior, en tono medio en serio, medio en broma, y que explica al menos en parte el por que de nuestra pluralidad médica, o como se dice popularmente, de todo (pero de todo) hay en la viña del Señor.... Ahora entiendo porque hay tanto médico, como decimos en México, taquillero.


 Existen desde luego, y no es broma, mas maneras publicadas de hacer medicina. Medicina basada en la arrogancia, en la propaganda, y desde luego, ¡como si no! en el tratamiento nuevo que está de moda.

  • Medicina Basada en la Eminencia.
    Cuanto más experto es el médico, menos importancia presta a la necesidad de algo tan mundano como la evidencia. Según parece, la experiencia supera cualquier evidencia presentada. Estos compañeros tienen una fe conmovedora en la experiencia clínica, que se define como «cometer los mismos errores cada vez con más confianza a lo largo de una cantidad impresionante de años». Las canas y la calva del eminente médico crean el denominado el “efecto halo”.
  • Medicina Basada en la Vehemencia
    La sustitución de la evidencia por el volumen de voz es una técnica efectiva para intimidar a los compañeros con poco carácter y para convencer de tu capacidad a los familiares del enfermo.
  • Medicina Basada en la Elocuencia.
    El bronceado (incluso en invierno),el consultorio impecable, el auto lujoso, el traje de Armani, la corbata de seda, el pañuelo en la chaqueta y el palique deberían ser igual de finos. Elegancia de sastre y elocuencia verbal son potentes sustitutos de la evidencia. Una larga lista de etcéteras posibles.
  • Medicina Basada en la Providencia.
    Si el médico responsable no tiene ni idea de qué hacer ahora, la decisión puede dejarse perfectamente en las manos del Altísimo. Desgraciadamente, demasiados clínicos son incapaces de resistirse a que Dios les ayude con la toma de decisiones.
  • Medicina Basada en la propia inseguridad
    Algunos médicos ven un problema y buscan la respuesta. Otros simplemente ven un problema. El médico inseguro puede no hacer nada por un sentimiento de desesperación. Lo cual, por supuesto, puede ser mejor que hacer algo sólo porque de lo contrario le dolería el mugre orgullo.
  • Medicina Basada en la fobia
    El miedo a la demanda es un estímulo poderoso para el sobrediagnóstico y el sobretratamiento. En una atmósfera de demandafobia, la única prueba equivocada es la que no pediste.
  • Medicina Basada en la Confianza.
    Queda restringida a los cirujanos
Aquí el artículo del British Medical Journal, que conste que no es broma.

1 comentario:

  1. Me he reido muchisimo al leerlo!!! Una verdad como un templo! ;)

    ResponderEliminar

Por favor escribe aquí tus comentarios a este blog